Publicaciones


  • 10 Mayo
  • Publicación

20 equipos participaron en “Concurso Contigo Salvamos Vidas”

Mutual de Seguridad CChC junto al Design Engeneering Center de la UAI buscan prevención de los accidentes de tránsito a través de la innovación.

Como “todo un éxito” fue calificado el concurso “Contigo Salvamos Vidas”, realizado por la Mutual de Seguridad CChC junto al Design Engeneering Center (DEC) de la UAI con el propósito de disminuir los accidentes de tránsito a través de la innovación y el diseño.

“El objetivo era básicamente explorar las oportunidades que genera el problema y la posibilidad de reducir ese indicador que hoy es una mera estadística, de los accidentes con resultado de muerte que son 4 personas al día en Chile”, sostiene Javier Traslaviña, director del DEC UAI.

Asimismo el académico UAI destaca que recibieron más de veinte proyectos, entre los que se presentaron equipos integrados tanto por alumnos de posgrado de la UAI y fuera de la universidad:“esto generó un equilibrio que nos permitió aterrizar el proyecto y contar con el conocimiento de algunas start ups que nos acercaron a otras dimensiones del problema a resolver”.

Traslaviña enfatiza que las soluciones que llegaron y los equipos que participaron fueron interesantes no solo en las soluciones que plantearon si no que por las capacidades que demostraron para la resolución del problema desde un nuevo punto de vista.

El equipo ganador fue Felipe Harrison Eyquem, que tiene como propuesta la creación de prendas retro reflectantes que dan visibilidad a los usuarios más vulnerables de las vías de tránsito. Las razones para elegir el equipo ganador, fueron para Traslaviña, el potencial que “es una solución que está en pleno proceso de desarrollo, tiene una patente asociada y eso fue de alto valor pues tiene una gran posibilidad de escalar muy prontamente como solución de negocio”.

Para el DEC, este concurso, más allá de contribuir a prevenir accidentes de tránsito, también les permitió encontrar buenos proyectos que contribuyen a acortar la brecha que existe entre las empresas y las startups, y entre los centros de desarrollo tecnológico con el trabajo con empresas.

“Nos sentimos súper contentos del resultado que logramos, ya que fue muy coherente con el propósito que el DEC tiene de vincularse con la comunidad facilitando y promoviendo soluciones de innovación y emprendimiento de base tecnológica, a través del diseño centrado en la personas”, concluye Traslaviña.